FAMILIA VIAJERA APARCAMIENTO LAVACOLLA

EL ESPÍRITU VIAJERO DE MI FAMILIA

Mi pasión por los viajes  y mi admiración por conquistar nuevos rincones y admirar otros paisajes es algo que debe estar en mis genes. Muchas son las odiseas de viajes que a lo largo del tiempo han ido acumulando antepasados. Aún recuerdo las historias que me contaba mi abuela, cuando moverse no era algo tan fácil como ahora… ¡Quién le iba a decir a ella que todo terminaría siendo tan sencillo como son las cosas ahora gracias a los avances en los viajes en avión y gracias a Aparcamiento Lavacolla! Me contaba historias de aventuras y  travesías intrépidas junto al abuelo durante varios días para conocer lo que para ellos era un mundo ajeno, lejano.

CARTELITO FAMILIA2 APARCAMIENTO LAVACOLLA

La abuela, a su vez, me hablaba de los viajes de sus padres y abuelos a través de las calzadas romanas, viajes complicados y no al alcance de cualquiera. Entonces viajar era un lujo o una necesidad para personas como soldados o comerciantes,  cuya profesión radicaba precisamente en  conquistar nuevos mundos. Poco a poco los viajes se fueron extendiendo al resto de ciudadanía. Muchas más familias podían trasladarse durante unos días de verano, aunque la mayoría de destinos eran aún nacionales y los viajes se realizaban en los coches familiares, hasta arriba de equipaje y sin aire acondicionado. Aún no estaban generalizados los viajes en avión, y ni mucho menos existía la empresa Aparcamiento Lavacolla, el low cost de aparcamiento en el aeropuerto.

El otro agosto, cuando mamá y yo nos dirigíamos a la terminal  del aeropuerto para dejar el coche al personal de Aparcamiento Lavacolla, ella me hablaba del camino hacia  sus vacaciones en la playa cuando era niña con una cierta nostalgia. Comenzamos a discutir sobre los tiempos pasados, entonces le pregunté si cambiaría la comodidad de viajar en avión, y no sólo eso, la comodidad de poder llegar hasta el aeropuerto en coche y despreocuparte de él porque ya se encarga Lavacolla, sin que esto sea un lujo, sino algo al alcance de cualquiera. Me dijo que era algo impensable en su época, pero que evidentemente cualquiera hubiera deseado: aún cuando los viajes  en avión comenzaban a extenderse, hace bien poco, el traslado hasta el aeropuerto seguía siendo una odisea: coger metros o autobuses hasta arriba de equipaje, o convencer a amigos o familiares que pudieran llevarnos hasta la terminal eran las escenas más frecuentes. Entonces nació Lavacolla, y con ella la comodidad de poder llegar al aeropuerto en tu propio coche a un precio económico.

CARTELITO AYUDA2 APARCAMIENTO LAVACOLLA

Sin duda, es una alegría que los viajes en avión estén al alcance de todos, y en esto Aparcamiento Lavacolla ha hecho historia, facilitando a los viajeros de mi familia el llegar al aeropuerto en el automóvil propio, encargándose de él mientras disfrutamos del viaje.

Muchas gracias por leernos.

LOGO HOME PEQUEÑO APARCAMIENTO LAVACOLLA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>